visitas totales

sábado, 31 de enero de 2015

EL ELCHE CAE EN GRANADA







fuente: informacion.es


El Granada venció al Elche por 1-0, gracias a un gol del colombiano Jhon Córdoba en el segundo tiempo, para cortar una racha de 16 jornadas sin ganar y salir momentáneamente del descenso.

Tras una primera parte equilibrada, el equipo rojiblanco fue tras el descanso mejor que el Elche, que tras el único tanto del choque pagó muy cara la expulsión del uruguayo Damián Suárez.

El Granada protagonizó una salida en tromba sobre la meta ilicitana y Jhon Córdoba tardó menos de medio minuto en obligar a lucirse al polaco Przemyslaw Tyton, quien evitó el gol en el mano a mano ante el atacante rojiblanco.

El cuadro visitante fue creciendo en el partido conforme pasaban los minutos y menguó el ímpetu inicial de los locales, que recibieron el primer aviso con un centro chut de Álvaro Giménez que hizo trabajar a Oier Olazábal.

Cuando más igualada estaba la contienda y el miedo a equivocarse en ambos presidía el juego, Víctor Rodríguez dispuso de la mejor ocasión del primer tiempo con un cabezazo en el primer palo que se marchó fuera por muy poco.

Francisco Medina 'Piti', el mejor de la primera parte, despertó al Granada justo antes del descanso con una acción personal que acabó con un chut lejano que no encontró portería por centímetros.

El inicio de segundo tiempo de los andaluces volvió a ser bueno, por lo que no tardaron en llegar las ocasiones, empezando por una de Robert Ibáñez, que en el minuto 53 remató mal cuando estaba en franca posición para marcar tras un pase de Piti.

Solo tres minutos después, repitió Piti su diagonal hacia el área y puso un balón mortal que no acertó a atrapar ni a despejar con acierto Tyton y que acabó entrando en la portería para convertirse en el 1-0 tras rebotar el esférico en Jhon Córdoba, que estaba en el suelo.

El Elche, salvo con un par de disparos lejanos de Aarón, no tuvo capacidad de reacción y el choque se le puso aún más cuesta arriba tras ser expulsado en el minuto 70 el uruguayo Damián Suárez, que arrastraba una amarilla por una protesta del primer tiempo y que vio la segunda por una falta cometida sobre el argentino Emanuel Insúa.

El Granada aprovechó su superioridad numérica en la recta final del choque para tener la posesión del balón y mantener lejos de su área a un Elche, que incluso acabó el partido con nueve jugadores al tener que marcharse lesionado el croata Mario Pasalic.


- Ficha técnica:
1 - Granada CF: Oier; Nyom, Babin, Mainz, Insúa; Rubén Pérez, Fran Rico; Robert (Foulquier, m.89), Piti (Javi Márquez, m.79), Lass (Candeias, m.70); y Jhon Córdoba.

0 - Elche: Tyton; Damián, Enzo Roco, Lombán, Albacar; Aarón (José Ángel, m.72), Pasalic, Adrián, Álvaro (Cristian Herrera, m.64); Víctor Rodríguez y Corominas (Garry Rodrigues, m.67)
Gol: 1-0, m.56: Jhon Córdoba.

Árbitro: Gil Manzano (Extremadura). Expulsó por doble tarjeta amarilla a Damián (m.70). También amonestó a los locales Nyom, Insúa, Mainz, Lass y a los visitantes Enzo Roco, Damián, Lombán, Coro, Rodrigues.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de la Liga BBVA disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 15.500 espectadores. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento del exjugador del Granada Vicente Díaz

sábado, 24 de enero de 2015

El barcelona se ceba con el elche




fuente : efe

El Barcelona mantiene el pulso en la Liga tras golear al Elche en el Martínez Valero en un encuentro que se abrió definitivamente para el conjunto catalán tras el gol de penalti de Messi y la expulsión de Fayçal en la segunda parte.

Tal y como sucedió hace poco más de una semana en la Copa, el Barcelona, sin Alves, Suárez, Iniesta y Busquets en su alineación, volvió a arrasar al Elche, si bien esta victoria fue más laboriosa, aunque quedó adornada al final por la sociedad Messi-Neymar.

Luis Enrique apeló a las rotaciones y dio entrada a su equipo a varios jugadores que no son habituales. Montoya, Bartra y Pedro recuperaron la titularidad, así como Rafinha, que regresaba diez días después al escenario en el que había deslumbrado en la Copa.

El Elche defendió con orden durante el primer periodo, plantando una línea de cinco jugadores en la medular para trabar la maquinaria del Barcelona. El equipo catalán apenas encontró a Messi y trató de mezclar sin éxito su clásico juego asociativo con balones profundos.

El Barcelona no pareció el de los últimos partidos. Tuvo siempre la iniciativa y el balón, pero a un ritmo demasiado lento como para poder desarticular el entramado defensivo del Elche.

Su primera opción de gol llegó al cuarto de hora y en una acción de estrategia que Alba envió a las. Poco después fue Messi el que probó fortuna, de nuevo tras el lanzamiento de una falta.

El Elche fue perdiéndole el respeto al Barcelona y se animó a estirar sus posesiones e, incluso, a amenazar la meta de Bravo. El chileno tuvo que intervenir en dos ocasiones para neutralizar un par de remates de Fayçal, el jugador más incisivo del ataque ilicitano.

Sin velocidad ni inspiración, el Barcelona recurrió a la estrategia y a la pillería de Xavi para adelantarse en el marcador. El egarense aprovechó el despiste colectivo de la defensa del Elche, entretenida colocando la barrera, para lanzar el balón a Piqué, quien tras controlar el balón con el pecho batió a Tyton con un disparo que entró en la meta tras golpear en Cisma.

Era el primer lanzamiento entre los tres palos del Barcelona, que tras el gol sí aumentó la sensación de dominio con un Messi mucho más participativo en la creación, aunque sin llegadas al área ilicitana.

Ni Elche ni Barcelona modificaron su hoja de ruta en el inicio del segundo periodo. El equipo catalán siguió espeso en la elaboración, mientras el ilicitano aguardaba algún error de su rival en la salida del balón para acercarse a Bravo.

En la primera ocasión en la que el Barcelona pudo correr destrozó al Elche. Un rápido contragolpe acabó con un claro penalti de Pelegrín sobre Neymar que Messi se encargó de transformar en el segundo gol.

Sin tiempo para levantarse de la lona, el Elche sufría un nuevo golpe al ver Fayçal Fajr la segunda tarjeta amarilla. Con 0-2 y un jugador más, el partido ya no tuvo historia.

Messi tomó el mando del partido y su sociedad con Neymar resultó demoledora para el Elche. El argentino asistió al brasileño, en los minutos 69 y 71, para que dos nuevos tantos para el conjunto catalán.

Messi, en los últimos minutos, redondeó su gran actuación con el quinto, y ya en la prolongación Pedro culminó un gran contragolpe de Neymar para marcar a placer y redondear la goleada.


-Ficha técnica-
0 - Elche: Tyton; Damián Suárez, Pelegrín, Enzo Roco, Cisma (Albacar, m.59); Pasalic, Adrián (Lombán, m.70); Aarón (Coromina, m.81), Fayçal Fajr, Víctor; Jonathas.

5 - Barcelona: Bravo; Montoya, Piqué, Bartra, Jordi Alba (Adriano, m.70); Mascherano (Busquets, m.70), Xavi (Sergi Roberto, min.72), Rafinha; Pedro, Neymar y Messi.

Goles: 0-1, m.35: Piqué. 0-2, m.54: Messi, de penalti. 0-3, m.69: Neymar. 0-4, m.71: Neymar. 0-5, m.87: Messi. 0-6, m.91+: Pedro.

Árbitro: Clos Gómez (Aragonés). Mostró tarjeta amarilla a Domingo Cisma, Pelegrín, Jonathas, Aarón y Fayçal (2), por lo que fue expulsado en el minuto 55, por el Elche; y a Mascherano y Jordi Alba por el Barcelona.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima jornada de Liga disputado en el estadio Martínez Valero ante 28.235 espectadores.








domingo, 11 de enero de 2015

Gran victoria en San Mames




El Elche ha aliviado hoy la todavía complicada situación que tiene en la tabla clasificatoria con una victoria en San Mamés por 1-2 que, a su vez, mete en problemas a un Athletic Club que no consigue alejarse lo que quiere de las posiciones de descenso.
El equipo ilicitano, como hiciera el año pasado, se ha adelantado 0-2 en el marcador, con tantos de Víctor Rodríguez y Fayçal Fajr, el primero de ellos ayudándose con un brazo, y luego aguantó las acometidas locales antes y después del 1-2 de Mikel San José. Algo que no había conseguido en el 2-2 de la temporada anterior.
Víctor batió a Gorka Iraizoz en una incorporación al área tras recibir de Jonathas y llevarse después el balón en un brazo; Fajr amplió la ventaja de su equipo remachando un centro de Jonathas tras un grave fallo de Mikel Balenziaga; y San José logró el 1-2 enganchando un fuerte disparo desde el borde del área.
Con este resultado, los de Fran Escribá dejan momentáneamente el 'farolillo rojo' al Granada, pero aún no consiguen salir de las plazas que mandan a la Liga Adelante.
Los de Ernesto Valverde, que han perdido en 'La Catedral' ante los tres equipos que se encuentran en la zona descenso -Elche, Córdoba y Granada-, ven cómo definitivamente en esta liga se van a tener que preocupar más de escapar de la zona peligrosa que de unas posiciones europeas que les quedan ya más que lejanas.
El Athletic dominó el arranque del choque, buscando con brío la portería de Tyton, al que Rico puso a prueba en el minuto 2 con un zurdazo desde la frontal del área que el meta polaco despejó como pudo.
Insistieron los rojiblancos, pero sin crear serio peligro durante un cuarto de hora del Elche únicamente a la defensiva.
Pero el primer acercamiento de los de Fran Escribá al área de Iraizoz, Víctor Rodríguez adelantó a los franjiverdes. Lo hizo superando a Iraizoz con un toque leve de puntera en una jugada en la que se había llevado el balón con un brazo en la frontal del área tras recibir de Jonathas. Las protestas locales a la acción del barcelonés no tuvieron más consecuencias que una amarilla a Balenziaga.
Entró en una fase un tanto nerviosa el Athletic, si bien Aduriz buscó el empate con una chilena que no conectó bien en el punto de penalti a centro de un Susaeta castigado en algunos momentos por la grada de San Mamés.
Aduriz volvió a acariciar el empate pasada la media hora, pero, aunque superó a Tyton, no pudo dirigir bien el balón ante lo apurado del remate y lo agresiva de la salida del meta visitante, que le golpeó en un tobillo.
No cejó el Athletic, al que le faltó tino y suerte en tres cabezazos de Iturraspe, Etxeita y De Marcos. El último, al filo del descanso, un remate muy claro que De Marcos no fue capaz ni de colocar entre los tres palos, tras un centro de Aduriz.
Aunque Susaeta amagó con la igualada a la vuelta de vestuarios con un golpe franco directo que se le marchó fuera por poco, fue el Elche el que amenazó más al inicio la segunda mitad.
Primero con un disparo cruzado desde una banda de Jonathas que puso en dificultades a Iraizoz, después con un cabezazo de Adrián tras un córner y más tarde con una doble ocasión de gol de Víctor y Jonathas ante un Iraizoz desubicado.
Tanto lo intentó el Elche tras el ecuador del partido que marcó el segundo gol. Lo logró Fajr tras un centro de Jonathas, que le había robado la cartera en la línea de fondo a un demasiado confiado Balenziaga.
Con el 0-2 llegaron de los primeros pitos que sufre Valverde desde su llegada al Athletic y que se plasmaron en varios cambios. En ellos dio entrada a Viguera, Toquero y San José.
Fue el central, que sustituyó a Iturraspe en el medio centro, el que dio esperanzas al Athletic para el tramo final acortando distancias con un excelente zapatazo desde la frontal del área tras un rechace.
Pero hasta ahí llegaron los locales, incapaces de volver a poner en dificultades al omnipresente meta visitante, que solo vio en un disparo mordido de Viguera en el tiempo añadido algo de peligro.
Tras esa jugada, los visitantes incluso pudieron marcar el 1-3 en una contra que murió en Iraizoz y en la que llegaron a verse cuatro delanteros contra solo Laporte e Iraizoz.



domingo, 4 de enero de 2015

EL ELCHE SE RESISTE







El Elche, colista de la Liga BBVA, se resiste a hundirse en la clasificación y rescató un punto ante un Villarreal que desperdició un 0-2 merced a los tantos de Vietto y Uche. Los de Escribá no bajaron los brazos y equilibraron el partido con los golazos de Jonathas y Víctor Rodríguez para seguir creyendo en la permanencia.

Después de una semana convulsa, llega la calma. Atrás quedan cuatro derrotas consecutivas. Pero un punto ante el Villarreal, y más ante un Villarreal con un 0-2 al cuarto de hora, es para analizarlo de manera positiva. Todo lo contrario que los de Marcelino, a los que la realidad les golpea cada vez que intentan plantearse objetivos más ambiciosos.

Un equipo que aspira a Liga de Campeones no puede echar por tierra una ventaja tan clara a domicilio, y menos con tanta facilidad. La oportunidad casi se la encontró el equipo amarillo, que salió a esperar ante un Elche con carácter. Esperó su momento y entró por el agujero que el Elche tiene en la banda izquierda. Por allí llegaron los dos goles. Primero Vietto y más tarde Uche, tras un mal despeje de Tyton, machacaban las esperanzas de un colista que merecía mucho más.

Por si el mazazo no fuera lo suficientemente madrugador y duro, Asenjo sacaba dos manos prodigiosas para frenar el ataque de orgullo ilicitano. Clos aumentaba el cúmulo de desgracias al pasar por alto una fea entrada que habría acabado con Víctor Ruiz en los vestuarios.

Pocas razones encontraba el Elche para creer ante un Villarreal que no había necesitado más que una marcha corta para aclarar el panorama. El motivo de fe para los de Escribá llegó como casi siempre, con una aparición oportuna de Jonathas. Un genial remate al primer toque devolvió al Elche al partido. Y casi sin tiempo para asimilar el nuevo escenario, Víctor Rodríguez soltó un tremendo latigazo que puso patas arriba el Martínez Valero.

El choque paso a ser un correcalles que perdió fuerza con el paso de los minutos y la acumulación de kilómetros en las piernas. El Elche consiguió desconectar a Vietto y el Villarreal perdió frescura arriba. Apenas un par de apariciones esporádicas de Cheryshev invitaban a creer en un triunfo amarillo. Tampoco la entrada de los hermanos Dos Santos mejoró esa sensación de atasco en el equipo de Marcelino.

Guardar el punto a buen recaudo
El Elche tampoco quiso arriesgar en exceso y decidió especular en el tramo final de partido. Consciente de lo que le había costado rescatar un punto, prefirió no apostar por un intercambio de golpes que, seguramente, le habría terminado perjudicando. Quizá lo haga sumar solo un punto, pero empezar el año sumando, visto lo visto, no es motivo de desprecio. Tampoco para el Villarreal, que quizá deba reflexionar sobre sus verdaderas metas a final de temporada porque, o están equivocadas, o deben traducirse en un aumento de personalidad sobre el terreno de juego.