visitas totales

domingo, 6 de abril de 2014

MEDIA PERMANENCIA




Fue el desenlace perfecto para las audiencias del realityshow en el que se metió Cosmin Contra. El rumano vio el partido en una cabina del Martínez Valero con Toni Muñoz y una cámara siguiendo sus reacciones durante los 90 minutos, mejor dicho durante los 93. Justo en ese momento, en la última jugada del encuentro, cuando el protagonista había sacado un punto y continuaba la reacción de su equipo, apareció Carles Gil, se la cambió a su zurda y la puso entre los dos centrales, justo en la cabecita de Boakye. Y el ariete la clavó en la red de Codina. Media permanencia para el Elche y la peor parte para la bandeja 'reposaordenadores' de la cabina del Martínez Valero. Contra la reventó. Para los ilicitanos, el mal gusto del penalti que no pitó un desacertado Iglesias Villanueva se tornó en dulce, dulcísimo.

El ghanés agarró los tres puntos para el Elche en el último segundo y aleja la amenaza del descenso cuando ya todos hacían cuentas y se encomendaban a una victoria del Valencia para no rozar la zona roja después de mucho tiempo. El gol de Boakye hizo justicia. El Elche fue mucho mejor que el Getafe en la primera parte, con varias ocasiones donde pudieron adelantarse. Y en la segunda todo estuvo igualado. Quizá por eso Contra y todo Getafe daban por bueno un empate que les dejaba un fenomenal balance de cuatro puntos en dos difíciles salidas, a priori.

Loa azulones dan un paso atrás y volverán a caer en descenso si el Valladolid le gana esta noche al Valencia. Y lo peor de todo, la sensación que lo de Mestalla fue un espejismo. Apenas creó nada, excepto un disparo de Lafita al palo en la primera mitad. Atrás tuvo altibajos. Cristian pudo sentenciar en dos jugadas en la primera parte con una defensa condescendiente. Una se paseó por la línea de gol. En la otra achicó bien Codina. En la segunda dio un paso adelante pero sólo con los destellos de calidad de Lafita y Pedro León no basta. Boakye les pegó duro cuando no había tiempo para nada más. Elche está de subidón. Getafe, otra vez sufriendo.