visitas totales

sábado, 31 de agosto de 2013

El Elche salva un punto en el 94







El Almería no pudo conseguir la primera victoria de la temporada en un partido que lo tuvo en la mano en la primera parte, en la que fue superior al Elche, pero ante el que no fue capaz de matar para vivir tranquilo la recta final del choque.

La intensidad y el mejor juego de la UD le permitió irse al descanso con ventaja, consecuencia de un gol de Soriano, en el 10, y otro de Verza, de penalti, en el 45, que quitaba valor al de Albacar, que marcó de pena máxima en el 31.

En la segunda parte, la expulsión de Dubarbier obligó al equipo almeriense a sufrir, a no dejar espacios porque el Elche intentó aprovecharlos. El juego a balón parado no le dio opciones, pero sí la entrada de Boakye, que marcó en el descuento y puso las tablas.

En la primera parte, expuso más la UD Almería, que cuando tuvo el balón lo usó con más criterio. Lo cierto es que ambos equipos salieron con idéntico objetivo, presionar muy arriba para recuperar balón y crear problemas. El que mejor lo hizo fue el equipo local, que pronto gozó de ocasiones.

Soriano puso la firma a las dos primeras y la segunda fue la del gol que adelantó a los de Francisco. Antes, el maño buscó de lejos sorprender a Manu Herrera, en el 8, pero no lo consiguió. Sí lo hizo de cerca en el 10, al rematar de cabeza un perfecto servicio de Rafita, tras una acción de Suso en la frontal del área.

Con el gol, el Elche fue otro. Adelantó líneas, quiso más el balón, pero el cuadro rojiblanco, con una buena predisposición táctica, con un perfecto repliegue defensivo, impidió que el cuadro de Fran Escribá inquietara la meta defendida por Esteban. Cuando todo parecía tranquilo, un despeje con la mano de Dubarbier permitió al Elche empatar, por medio de Albacar, que transformó el penalti.

El tanto afectó a los de Francisco, menos precisos en el pase, mientras el Elche tuvo más acercamientos, aunque sin acierto en el último pase. Aún así, en el 40, Coro pudo desequilibrar el partido, pero Esteban, bajo palos, evitó el remate.

La injusticia del resultado duró lo que Dubarbier aguantando atrás. Una subida por la izquierda acabó en un disparo que Sapunaru cortó con la mano y Verza, con tranquilidad, puso al Almería con una nueva ventaja en el marcador.

Adelantó líneas el Elche, tras el descanso, pero el Almería continuó intenso en defensa, impidiendo, con solidaridad, las acciones de los de Fran Escribá y buscando la rapidez por las bandas para tratar de sorprender con el fútbol a la contra. Con los cambios, el Elche tuvo sus opciones, ampliadas con la expulsión de Dubarbier.

Coro, en el 86, pudo nivelar el partido ante un Almería bien plantado atrás, defendiéndose con todo, achicando balones e impidiendo cualquier intento visitante, que vivía ya con desesperación el final del partido. Sin embargo, en el último segundo del descuento, Boakye, en fuera de juego, puso las tablas.